Maruki Maremotto; Cómo, por qué y cuándo dibuja

Maruki Maremotto; Cómo, por qué y cuándo dibuja

Posted in CreatividadDibujo

El consejo más generalizado que los dibujantes, pintores, artistas dan y reciben es “hazlo”. Es tremendamente sencillo, y es eterno porque es cierto. Plasmar lo que tenemos en nuestra imaginación requiere disciplina. A veces, pensamos que la gente creadora tiene vidas súper divertidas, que se sientan a crear y les sale todo fácil y rápido – es muy atractivo y romántico, pero rara vez es tan sencillo. Dibujar, pintar o crear son procesos mucho más descuidados, más frustrantes pero también muy gratificantes.

“¡Haz lo que sea, simplemente; dibuja, pinta, escribe, pero hazlo!” es un buen consejo porque el mayor obstáculo para una carrera creativa es  “hacerlo”. Maruki Maremotto nos habla aquí sobre los detalles físicos y emocionales de su proceso. Es algo complicado indagar en cómo le llega la inspiración al artista. Está claro que no te espera, que a veces llega cuando no estás listo, pero todos esperamos que con el humor adecuado y el espacio adecuado, podamos llegar a ser un buen rincón donde se dejen caer las musas.

Maruki Maremotto
Ilustradora, dibujante, diseñadora gráfica, creativa.

¿Dónde sueles dibujar, crear?
Tengo estudio en Bilbao y en Valladolid y ambos son diferentes así que me obligan a plantearme retos distintos. Nunca dibujo igual en un sitio o en otro. Valladolid es un sitio tranquilo, así que termino teniendo un orden y una rutina de trabajo que me gusta, sin embargo, Bilbao es mucho más dinámico, siempre lleno de estímulos para artistas, la calle, la gente, los cafés, los artistas… A veces, una simple visita al Guggenheim ya es absolutamente inspirador y puedo salir y dibujar sentada en la hierba de Abandoibarra durante horas.

¿Cómo arrancas el proceso de dibujar?
Depende si ya llevo días y días dibujando, entonces es muy fácil emprender cualquier proyecto. Lo peor, y supongo que lo más interesante es cuando he estado sin dibujar más de una semana y quiero volver a meterme de lleno en el dibujo. Os vais a reír, pero lo que yo necesito es limpiar a conciencia el estudio; vacío papeleras, limpio la mesa de dibujo, el suelo, organizo el espacio, lleno los botes con agua limpia, ordeno mis acuarelas, pinceles y cuando ya está todo organizado me siento y empiezo a llenar papeles con todo tipo de dibujos, ya sea anatomía, manos, pies, objetos,… Da lo mismo, digamos que es un calentamiento. Realmente trato de hacer que mi mente se centre en los pinceles, colores, plumillas y en nada más. Llega un momento en el que haces un clic y ya estás en el modo dibujo. Estás con todo tu ser dibujando. Otras veces, el clic no llega en ese momento pero sigues dibujando y sabes que aparecerá más tarde. Lo importante es estar ahí, sufriendo o disfrutando.

¿Qué dirías sobre el tiempo y el trabajo creativo?
Lo más importante es saber que vas a tener ese espacio y ese tiempo para ti. Me encanta la frase de Oscar Wilde: “Me pasé toda la mañana corrigiendo las pruebas de uno de mis poemas, y quité una coma. Por la tarde, volví a ponerla.”. Cuando me di permiso para dibujar con mi personalidad realmente no tenía un espacio propio, en Bilbao siempre había estado o en la Escuela de reproducciones o en estudios de maestros compartiendo espacio y tiempo con otros artistas. Por supuesto, aprendiendo mucho pero cuando sales de ese espacio “protegido” y te enfrentas a ese trabajo más personal necesitas un espacio para ti solo y enfrentarte a tus miedos. Comencé reservando 5 minutos y una mesa de arquitecto que me regaló mi padre para mi nueva aventura. Los cinco minutos se convertían en 20, 40, 200… y el espacio fue creciendo…

¿Qué es algo que solía desafiarte, pero ya no lo hace? ¿Qué te reta ahora?
El enfrentarme al papel en blanco, a las inseguridades. Al principio tenía abrasada a llamadas a una amiga con mis lamentos. Ella me convencía de que yo podía, entonces lo intentaba y veía que sí, que yo podía. Ahora simplemente lo hago, ya no me quejo ¿Para qué? Si depende de mí lo soluciono, si no, paso a otra cosa. Realmente estamos aquí un tiempo finito. Y quiero aprovechar el tiempo de la manera más creativa posible. Un maestro siempre nos obligaba a guardar todos nuestros dibujos, buenos, malos y peores para que los comparáramos con nuestros dibujos presentes y es muy útil porque sí que ves ese crecimiento y te anima a seguir.
Realmente me encantan los retos, siempre estoy pensando en hacer cosas diferentes, más creativas. Con los retos siempre hay un momento de sufrimiento, en el que tienes que hacer un acto de fe en ti mismo y lanzarte a ello y terminarlo pero cuanto lo acabas te sientes muy bien.

¿Haces descansos? ¿Qué sueles tomar cuando cortas un rato?
Me suelo preparar litros de infusiones de jengibre, regaliz… Y mis descansos suelen ser cortos pero profundos, me siento/recuesto en mi sofá y veo lo que estoy haciendo desde otra perspectiva. Pienso en otras alternativas, miro alguna revista…

¿Qué te inspira?

Todo lo que rodea al mundo del arte me inspira. Es como un imán para mí. Voy atraída como las polillas a la luz. Realmente pienso que es nuestra luz: Pinturas, instalaciones, escultura, fotografía, vídeo, revistas… a veces te lo encuentras en los sitios más inesperados como en la calle al ir al trabajo. Quizá es llevar puesto el ojo artístico, quizá los artistas estemos un poco más entrenados para verlo en cualquier sitio. Todo el mundo puede verlo, aunque requiere un poco de entrenamiento. Nuestra profesora de creatividad: Alex Filiatelu proponía en uno de sus ejercicios la visión del amigo turista: Tú tienes que ver la ciudad desde los ojos de un amigo turista y dejarte sorprender y descubrir cosas que tu rutina diaria no te deja ver, cambiar de itinerario al trabajo, etc. Ya sabes, la creatividad también se aprende y hay que practicarlo todos los días hasta que se convierte en algo que va contigo.

¿Qué autores te inspiran?
Me inspiran Giotto, Fra Angelico, Cezanne, Bonnard, Vuillard, Matisse, Vasili Kandinski, Paul Klee, Gabriele Münter, Milton Avery y Forrest Bess. También admiro profundamente y me inspira muchísimo David Hockney y el artista con el que más conecto es Egon Schiele.

¿Dibujas todos los días o cuando te llama la musa?
Me encanta eso de que me llame la musa, pero soy más de los que está horas y horas frente a la mesa de dibujo haciendo señales de humo para que venga y cuando llega es mágico.

¿El mejor consejo de dibujo que te hayan dicho?
Haz lo que sea, simplemente dibuja, pinta, escribe, pero !hazlo!

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pago Seguro

Tus datos personales está encriptados mediante un certificado SSL de 256 bits.

Envío gratuito

En pedidos superiores a 80€

Regístrate en el Atelier Maremotto
Nos gusta hablar. Mucho.

Whatsapp directo 605866751

Escribe lo que desees buscar

Cesta de la compra